20 junio 2024
Actualidad

De palabra y de ejemplo

De palabra y de ejemplo. Artículo de opinión de Rosa Ana Rodríguez. Consejera de Educación, Cultura y Deportes

 

Hoy hace setenta y tres años que murió asesinado Mahatma Gandhi y, de ahí que hoy, debido a sus esfuerzos por practicar y propagar la no violencia, celebremos en nuestras aulas el Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

 

Dice Yuval Noah Harari en su último ensayo ‘21 lecciones para el siglo XXI’ que «Lo que confirió al Homo Sapiens una ventaja sobre los demás animales y nos convirtió en los amos del planeta no fue nuestra racionalidad individual, sino nuestra capacidad sin parangón de pensar de manera conjunta y en grupos numerosos». Es decir, podemos entender que el ser humano ha llegado a donde está gracias a dialogar, a llegar a acuerdos y a colaborar unos con otros. Ninguna otra especie es o ha sido capaz de organizarse desde puntos extremos del planeta o, incluso ya podemos decir que también desde fuera de él. Eso es lo que nos ha hecho especiales y lo que nos ha hecho convertirnos en la sociedad que somos.

         

La violencia es el fracaso del diálogo, de los acuerdos y de la colaboración; la paz es el estado de equilibrio cuando estas tres conductas consiguen su finalidad: que los conflictos y divergencias no supongan un obstáculo y se solucionen -como solemos decir- «como humanos y no como animales», porque si algo debiera distinguirnos entre nosotros y ellos es la capacidad de resolver nuestras diferencias pacíficamente.

     

Todos recordamos que las palabras se dividían en significante y significado, por un lado, está lo que escuchamos o leemos; y, por otro, lo que ese signo representa. En la palabra «paz» y en la expresión «no violencia» debería existir algo más. Nuestros alumnos y alumnas y nuestros hijos e hijas pueden entender la palabra y lo que significa, pero hay palabras que solo alcanzan a comprenderse mediante el ejemplo, ya sea en las familias, en los centros, en la calle o en los medios de comunicación. Sin embargo, como dice Victoria Camps, es complicado explicar a la juventud que hay que resolver los problemas hablando si miran a los adultos y estos no lo demuestran. Y es que podremos repetir una y otra vez las palabras, pero la paz y la no violencia solo se pueden enseñar con el ejemplo.

 

Durante esta semana miles de chicos y chicas habrán realizado actividades relacionadas con este día; cientos de centros en nuestra región llevan a cabo programas de convivencia, ya sea mediante alumnado ayudante o mediador escolar, talleres, campañas o actividades puntuales; bien mediante comunidades de aprendizaje o iniciativas propias de cada centro educativo, de sus docentes, de sus departamentos de orientación o de las AMPA. Muchas de estas actividades suponen una dedicación extra y, a veces, un desvelo importante para el profesorado y las familias, por eso hoy quiero agradecerles su esfuerzo y animarles a no abandonar nunca estos proyectos, porque el alumnado reconoce lo que es verdaderamente importante cuando nosotros y nosotras, los adultos, nos organizamos, dialogamos y, en definitiva, les dedicamos a estos proyectos nuestro tiempo, que es de lo más valioso que poseemos. Gracias a los docentes, cada día más jóvenes luchan contra el acoso escolar, contra la violencia de género, contra la xenofobia, homofobia o contra cualquier otro tipo de discriminación, todas ellas igual de incomprensibles.

 

Educar en la paz y en la no violencia es Educar con mayúsculas, porque de nada sirve acumular conocimientos si estos no contribuyen a mejorarnos como seres humanos. No aprendamos ni enseñemos únicamente las palabras paz y no violencia, sino enseñémoslas con nuestro ejemplo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Algunas cookies son necesarias para fines técnicos, por lo que están exentas de consentimiento. Otras, no obligatorias, pueden utilizarse para anuncios y contenidos personalizados, medición de anuncios y contenidos, conocimiento de la audiencia y desarrollo de productos, datos precisos de geolocalización e identificación a través del escaneo de dispositivos, almacenar y/o acceder a información en un dispositivo. Si da su consentimiento, este será válido en todas las páginas de La Sagra al Día. Puede retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en Aviso de consentimiento en la parte inferior derecha de la página.    Política de Cookies
Privacidad